Verborrea



El sonido de las grietas apestan demasiado a tanto pasado que dudo quede algún espacio para pincelar inéditos amaneceres. Duele, el chasquido de nuestros pasos pulverizando terruños resecos. Este pretender humedecer a salivazos la sequedad de las calles, guarida para la desolación disfrazada de verbena.
Y esto, la procurada libertad en formatos de olvido, droga de mil colores como baluarte de lucha, de diferencia, aun apostando por la destrucción sistemática del individuo buscando amparo en los callejones de las urbes, me aburre, soberanamente, dueña de mi incapacidad de mitificación, te digo...
no somos mas que otros gilipollas reformados, alardeando de cierto grado de consciencia repitiendo mecánicas fallidas, un simple fraude.
Nada nuevo nos alcance, así sea, pues.

Pero eso si, seamos alternativos, caguemonos antes de reventarnos, en algún alcalde. Pero eso si, bonitos slogans decoren nuestras modernas camisetas. Pero eso si, para la lapida a los 27 se nos hizo ya muy tarde.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...