?¿



Y si la tarde se desploma sorda sobre el pecho. Y si la ciudad se desnuda solicita ante los últimos estertores de un sol intimidado por una tormenta que nunca estalla. Cuantos cadáveres tendrían cabida en un verso. Cuantos versos se precipitarían desde las sienes desarticuladas sobre este escritorio impregnando el aire de combinaciones taciturnas.

Y si esta noche se estampa como un preludio contra el tiempo. Y si la Luna acaba licuada en hirviente progresión avivando los despojos de mis entrañas que siempre te nombran. Cuanto espacio resquebrajaría las ondulaciones de mi voz. Cuanto verbo predeterminado por el ayer se diseminaría entre  los muslos hasta la embocadura de tus labios en esa atmósfera sin peso antes de que cayera la ultima de las defensas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...