Bioboticas



A veces, se bocetean páramos desolados sobre el pecho. 
Es el hambre, el crepitar de los dientes carcomidos y añejos de la infancia que ha roído piedras.

Que hostil el mundo para los desguarnecidos, que franco el disparo en sus entrañas. 
Y de a gotitas, a gotitas, perlas sangran que nutren cerdos.

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...