Instantánea de un dia de lluvia, Bilbao

Es el momento tardío de una imagen preciosa. Un excluido, un desheredado, tal vez un desertor imbuido en su huida, con los ojos prendidos, ahí, en medio del frenesí de la ciudad, tomándose tiempo para lo que a ojos de muchos resultaría absurdo, alimentar gaviotas y palomas.

Es el momento tardío de una imagen preciosa, de un loco lanzando pedazos de pan a los cielos, y decenas de aves revoloteandole mientras sonríe, como si le sobrevolarán todos sus sueños, frenéticos, inaprensibles.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...