Instantánea de un dia de lluvia, Bilbao

Es el momento tardío de una imagen preciosa. Un excluido, un desheredado, tal vez un desertor imbuido en su huida, con los ojos prendidos, ahí, en medio del frenesí de la ciudad, tomándose tiempo para lo que a ojos de muchos resultaría absurdo, alimentar gaviotas y palomas.

Es el momento tardío de una imagen preciosa, de un loco lanzando pedazos de pan a los cielos, y decenas de aves revoloteandole mientras sonríe, como si le sobrevolarán todos sus sueños, frenéticos, inaprensibles.

¿Debería posicionarme en esta historia sobre quien son los buenos, quien los malos?



Me hiere todo aquello que atenta a lo humano. Me duelen los niños palestinos con sus vidas sesgadas, sus madres, sus padres yaciendo ensangrentados dejando una nueva generación de huérfanos infectados de rencor. Me duele la gente humilde que se ven avocados a abandonar sus hogares para no morir entre fuegos cruzados. Todos aquellos que pasaron a ser poco más que victimas colaterales en cruzadas armadas por intereses económicos.También los que ponen en riesgo sus vidas cruzando mares, huyendo de países saqueados y manipulados, que se dejan en manos de las mafias apostando por un futuro a bordo de un cayuco.. Me duelen todos los que abandonaron las ganas de vivir expoliados por un sistema económico sin alma. Me duelen todas aquellas personas a las que les arrebataron su mañana en las torres gemelas, en los trenes de Madrid, los que silenciaron por utilizar el humor para evidenciar el gran absurdo de los extremos. Me duele paris hoy.


Me hiere todo aquello que atenta a lo humano, así que.... yo siempre he tenido claro mi bando.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...