Nos va a faltar...





Nos faltara una vida para sanar este edén petrificado, para detener las sombras desfiguradas en trascurso sobre los restos que se decidieron como nuestra historia. No nos llegara con una vida para asumir la marea imparable, espesa, que nos abrazo hambrientos de carne y gloria.

Sin el filo de la convicción sajando el hambre que gravita en las proclamas, las manos quedaran como lapidas sin nombre donde brotan las malas hierbas, si es que la hierba alguna vez fue mala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...