Oh lector...



Roger Ballen


Como un pez varado en medio de la arena pretendiendo desentrañar la geometría de las margaritas al que nadie llora apuro el cigarro, amparada de la urgencia de la ciudad en la loma trasera del edifico del fracaso.


(Oh lector, emocionate, regodeate en el consuelo, mengua esa jodida sensación de insatisfacción ante la posibilidad de comparativa. Soy generosa, como un lactante cubierto de mierda experimentando con sus manos la forma)

3 comentarios:

  1. Hay una imagen poderosa en este desgarre silencioso. Alcanzo a imaginar al pez y su ansia, como el cigarrillo deshaciéndose en lo rápido. Muy bueno. por acá me seguiré pasando.
    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, casi todo lo que viene silencioso suele ser como más corrosivo y doloroso.

      Silencio y dolor, e inevitablemente pienso en las hemorroides, no las sufro...(tocamos maderita y eso) pero aquí descubro lo jodido que nos deja el cráneo la publicidad. xD

      Pues siempre que gustes.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Uf he visto esos peces que boquean buscando el "aire" cuando están recién pescados; no me gusta la idea de regodearme en mi propio fracaso, quizás porque me he visto con ojeras con demasiada frecuencia y quiero reivindicar mi derecho a mi minuto de gloria.
    Un besote.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...