Donde dejarse morir cubiertos de saliva..

Las lagrimas en el espacio, permanecen, quedas, en esa especie de broma bella y cruel, pendiendo de las mejillas,  perfectas y contenidas. Perpetuas en la humedad. 
¿Sera esto poesía?
Lamela tiernamente, muestrale, la precisión de tus dientes, la bondad de tus labios  y luego... te explico.


El arte es conflicto, nace de la contorsión de los adentros enfermando las tripas. El sexo es conflicto. Una perpetua espiral, hirviente, la mano izquierda de Prometeo pellizcándonos y susurrándonos entre los muslos, la que guía y  nos somete al intento, a alcanzar ese estado larvario que emana el después, tras abrirse la carne y dejar que el pensamiento se haga forma, para observarla y deleitarse en la obscenidad que rompe lo inasible, la humedad en los sexos ebrios de ellos mismos, la cromática lubricación que antecede a la conquista, al acercamiento y redención que nos escupe libres, varados en los puntos de gravitación.

Unos lo buscan abrazados por ese coño infinitum, en esa calma uterina que asfixia la realidad entre sus paredes, inmersos en los borbotones ansiosos de aceptación que los acogerán  Otros en la vida pudriéndose en sus entrañas escupida por esa polla excelsium, el poema perfecto deslizando cálido por entre sus labios y lamer, cada instante, el entendimiento, en una sucia comunión de mentiras y verdades donde dejarse morir cubiertos de saliva.

Y luego... el riesgo. ¿Quien nos salvaría de anudarnos a  las manos que rompen cadenas?


.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...