Muescas de... ¿tù, revolver?

Ardo en una rabia precoz, en un desamparo previo al desencanto de la madurez. Llevo ardiendo tantas estaciones que el tiempo queda denigrado a observador del transcurrir de ojos anónimos sobre la palma de su mano. Ardo en lo limitado, en una caja atestada de roedores de instantes aturdidos de tanta necesidad, zurcidos a sus paredes, y en mi, la ingobernabilidad del impulso de despedazar esta ficción arrancándome las extremidades.

¿Escribes para coleccionar lectores? Para ello deberás entrar en los mentideros, donde los lamedores de egos se ceden en dádivas que esperan retribución.

¿Escribes con la creencia de que cada apreciación son muescas que hacen de... tù, revolver, algo singular? Pues deberás entonces dejarte estar en manos de los que abogan que la literatura, el arte, es un espacio rabioso y libre, mientras de ello hacen un nuevo clasismo donde se tasan las armas.


Escribes... y  en tus desencuentros debería bastarte el intuirte, y que quizás, los otros, se supieran en tus letras, a momentos, reconocidos.

O eso pienso yo... entregada en la perdida de reconocerse.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...