La procesión de espantos


 ...tras los párpados un viaje, las hebras inquebrantables del pulso que conformo el afán de hallazgo, siempre, mas alla de los limites del horizonte, al otro lado de la pajarera de diseño en la que pretendemos libertad, lo inexplorado, exultante de pasos hacia el  propio conocimiento..


Posas las yemas, y el lenguaje se reordena como en una procesión de espantos clamando belleza. Siempre hay una efigie que tallar, honrando así la memoria de lo que carecemos, como en un funeral de huertanos arrasados por el hambre donde prevalece el rumor de risas fantasmales en los jardines que se nos negó transitar, y el siseo, ese gravitar del subconsciente citando la brusca y corrosiva seducción.

Se puede dar que las retinas se desprendan de sus elipses rutinarias, y broten incontenibles universos fosforescentes que se compactan en una mecánica de pulsaciones sobre el teclado, instante en que la idea se ofrenda a los labios de la intuición y bulle el verbo,  burda semejanza de acción para los presos del pensamiento. 

Un poco vivos, un poco muertos, como cuerpos colonizados y mal heridos a merced de la corriente. A lomos de palabras, en un apresurarse que transcurre entre paredes, entre lo tallado a fuego y lo manufacturado.

¿Que es ser sin  Palabras? Asidero de virtud cuando el mundo deja de rotar enloquecido y adquiere coherencia  el grito del loco recluido en su propio laberinto.


Sucesión de significados rotando alrededor de un organismo, aconteceres absurdamente irrelevantes en su mayoría  fuera de los margenes de este contenedor de palabras que somos. Intrascendentes para el devenir del universo, voraces en el ciclo de primaveras, vibrantes los días soleados en los que brama la piel la urgencia de esas minucias para los parásitos de nuestra especie.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...