¿Y tu luna, Eva?



Lo cierto es, que la madrugada me ronda con una luna de sutil sonrisa, burlona en la medida que se sabe inconclusa, perpetuamente inaccesible en su magnitud, como los cuerpos ofrecidos de guiño fácil que pueblan los callejones donde la explicitud de la carne se viste de gala entre los encajes nebulosos de las putas. Estos son los buenos poemas.
 Me acerco a tu verbo compresiva, percibiendo la pólvora mojada en las calles, conocedora de lo que se rearma ante la retina encendida, esas minúsculas revoluciones de importe y coste variable que perseveran en medio de esto.

Esta es la luna del adán, la linea mermada de luz sobre la noche que edifica las lubricas estrellas, la refracción acristalada entre copas de lejía de alta graduación. El poder cedido y desinfectante ante la gangrena alojada en las cuencas de sus ojos, en la rabia estancada entre los pellejos rugosos. Y esos versos, apelmazados en  el travesaño estatuario soportando el peso de la realidad, y toda la sugerencia oscilante que somete el siseo de la guadaña al hambre despiadado por la sangre que, como roció borgoña manara de la garganta del otro aliviando tanta palidez.

¿Y tu luna ,Eva, qué compone los paisajes abruptos que transitas esas noches donde corean los pájaros de los desvelos?¿En qué forma convulsa se apropian de imágenes tus delirios? ¿No es la semejanza al observarla lo que denota en los polos heridos vuestra misma y antagónica naturaleza?



2 comentarios:

  1. Eva y un Adán, curiosa mezcla, siempre asocié la luna a Eva.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...la mas extendida desde el inicio de esto llamado humanidad. ¿No te parece?
      La luna es un bien común, asociada a quien mira.

      Besotes Ángel.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...