Cacatúas aspirando a ser cuervos (que idiotez)



No es complicado ser jehadista en el poema. Cierto orden, apropiada pirueta, palabra sangrante, un sutil matiz de evocación sexual, dos capas de mugre al punto de miel , tres o cuatro puñetazos sobre los muros comunes y sera factible el ardor en las tripas. Obtendrás la verosimilitud del cadáver, univoco él en la "putefacción" magistralmente definida...

Aunque en tu vida, el dolor, solo sea algo que adquiere relevancia y magnitud cuando te aprendiste  partituras, leyendo a esos personajes que convivieron y enfrentaron lo más obscuro de la condición humana. Hay mucha cacatúa que se vende como cuervo superviviente del más terrible infierno.

En fin, apenas llueve y mis demonios se aburren jugando al poker.

2 comentarios:

  1. Absolutamente fácil, ser brutal desenfrenado. Reinsistamos con Kundera, la vida está en otra parte. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...