Frescura, muerte exultante de vida...


He bebido de ti, lamido tu cerebro entre las sombras, deslizándome por las circunvoluciones de los pasadizos con las manos sobre mis pechos, he presentido las cosas secretas que se quedan en el borde de la copa que no se termina de derramar para hacer memoria y entregarla. 

Aquí mi paisaje, entre lineas, como ocurre casi siempre con la verdad. Lo contenido en una mentira prolongada en el tiempo en que se edifican mundos, sin gala de sinceridad, porque escribimos en esa forma  de rescate que comprimen las piedras sangrantes que observan lo que acontece. Nadie soportaría el día a día sin la cordialidad de lo adecuado que dona el que conoce la melodía que desearías escuchar.

¿Cuanta muerte y amor en un verso, cuanto restaño para los que viajan  entre párrafo y párrafo de un libro, cuanta bendita mentira?

3 comentarios:

  1. Cuanto vieje inexperado sin maleta ni prisas :D

    ResponderEliminar
  2. Si, un lujo. Lo único que te cobran por el buffet, manías de esta era. Somos cuatro los que podemos.
    ;P

    ResponderEliminar
  3. Digo más, nadie soportaría el día a día sin unas gotas de poesía y esperanza.
    Muerte y rimas, sin van muchas veces de la mano, pero me gustan más cuando precisamente no van juntos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...