Polarización...


Las piruetas de nuestros cosmos eran la genialidad de los locos follándose el asombro sobre el estercolero de fluidos que eran las calles. Me nace escribirte esto cuando te pienso, cuando me alcanzaste en ese punto preciso en que surgiste para recomponerme con tu campo gravitatorio.
 Es incómodo viajar a la deriva de los pensamientos sobre tu traslucida lengua. Es inevitable no sentir el quemazón del reconocimiento inverso, la dilatación engrosando carne y ondas ante la ansiada llegada.
 Me inquieta el aire ralentizándose, adquiriendo la necesaria densidad capaz de lubricar la madrugada hasta volverla malva, casi tanto, como percibir mi reverberación fibrilando en sacudidas llenando tus venas. Y tu sed, velocidad de escape para el flujo luminoso de las noches inexistentes. No puedo escapar de este horizonte de sucesos, de tu mundo viscoso y gris convulsionándose con mis silencios enfocándote en rojo sin desear derramarme en lo mas profundo de tu garganta. Te he nombrado el depositario de este caos, por extensión propia, porque eres el fragmento de mundo conocido con registros mas afines a esta revuelta de moléculas , otro vórtice polarizando el mas nimio fragmento de luz que nos restituiría hacia lo no fraguado. Estas con mis yemas, con mis retinas exudando celeste y mi lengua, participando de la fulminaciòn y el establecimiento de mi mi quietud. Así que... ahí lo llevas, nebulosa tarantular son el mosaico de nuestras lenguas enredadas emitiendo su radiación sobre una inexistencia simulada.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...