Mareas en la contradicción




Somos marea y calma.
Átomos convulsos en un grano de arena
Gritos y susurros frente al capricho de mil universos
Una fracción de un todo irresoluto sin espacio en la ecuación
gestando versos entre el ayer y el mañana.

No hay métrica perfecta sobre el trapecio del desequilibrio...
Y somos de aquí, y de allí...
De briznas de viento, de lluvia fugada.
Centelleo de oro entre la escarcha
pálido cobalto sobre la duna de la esperanza.

Somos el eco del grito de ayer
el silencio confesor de la nada.
Una partícula somnolienta de roció sobre la almohada
Alivio en ocasión y musas anestesiadas entre pasado y negación.

Lamento impulsor que se reniega en la mirada,
pausa en los cuerpos 
entre voz y el atlas de una espalda.

No caben certezas en nuestro jardín lastimado tras la pedrisca...
Y vamos de aquí, para allí...
Entre comienzos y finales..
entre lascivas iniciales e indelebles apodos.
Aleación de carne masticable y amor
ternura resignada armada con zarpas de dolor.

Somos amargor y melaza
Nieve redentora en el edén
sueños yermos que florecen abonados por la sinrazón.
Frágil plenitud de vació.
Culminación divagante de la suma
No existe adecuación en el reino sin guion...

Míranos...
somos un mar de contradicción que se bate en oleadas.
La nimiedad aceptada que centellea ilusiones junto a rosas derrotadas.

 Aproximaciones del ser,
o no...


7 comentarios:

  1. Somos el nexo del ocho, los enlaces que ligan cada parte entre la que estamos moviendonos.

    ResponderEliminar
  2. Somos un soplo de vida que atraviesa el tiempo. Huellas que van dejando marcas en la piel...frente al espejo el desconsuelo te golpea...hoy es uno de esos días en que me anticipo al futuro y me veo vieja y gris, alicaída...vamos muriendo en vida. Y tú, Josune ¡dibujas con tanta belleza esas incertidumbres del alma...¡ que duelen y provocan el llanto...

    ResponderEliminar
  3. Cuántos vientos enfrentados adentro nuestro!!!

    ResponderEliminar
  4. Darío... unos mas, otros menos. Unos se dejan llevar y otros a contracorriente. Asistentes en esta época en la que todo es una densa amalgama de información y unos sobre otros impactamos con nuestras necesidades de compensación, el que afirme que el es ajeno a cualquier ventolera propia o externa, a mi entender, se miente por si un día se logra convencer... jajaja

    ResponderEliminar
  5. La susodicha dijo...
    Kramen... no se, yo lo veo mas como una cinta de Möbius, en las que estamos inmersos.

    Marian, aquí nadie se libra del deterioro que ocasiona la interrelación con todo, osea, envejecer, quizás, pudiéramos generar mecanismos u poseer un antígeno contra el gris y los decaimientos( que no considero que sean un color propio, mas bien la ceniza acumulada o los restos que no nos permitimos sacudirnos tras el trato con otros, o la plasticidad del cerebro construyendo mañanas sobre lo que nos hirió).

    Hay días de esos para todos Marian, espero y deseo que no te dejes ir en esa ideación de tu cerebro.
    Me puse muy técnica, pero vamos, que lo que te quería trasmitir era animo, y un poco de complicidad.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  6. Un magnifico poema que invita a reflexionar profundamente.
    Saludos....

    ResponderEliminar
  7. Somos. Eso basta. Un único sabor en todo el universo. Infinitas variaciones, infinitos cambios, de una nota que no cambia, vacía, en el sentido de pura, no de nada.

    Fíjate bien: ¿qué tienen en común una mesa, un oso y el rocío de la mañana? Más inquietante aún: ¿qué tienes en común tú con ellos?

    La vida sale de un agujero
    para entrar en otro agujero.

    Igualdad vacía.

    Muéstrame tu rostro antes de que tus padres nacieran, y ya está.

    Besos.

    Pd. Como ves Caronte me trajo finalmente. Y no, no tuve que morir; ya que como otr@s muero, porque no muero; que tal ansia de Eso tengo y me hace indagar.
    ¿Por qué indagas tú?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...