A bocanadas...



A beautiful Lie - 30 Seconds To Mars

La vida pudiera ser este instante ilimitado del que somos posibles dueños, este, el ahora frente a un azul que se insinuá perenne, sin pros o contras, sin el peso de la inercia o el esfuerzo. No hay hueco en el aire vació de la tarde para el ayer o el mañana. Esta la obscenidad de una Primavera que se extiende sin cortapisas sobre la hierba, cantidades de luz derramándose, fermentando las notas agridulces de las arterias invitándote a la constancia de respirar, pero hoy con al ansia desmedida por que cada partícula de oxigeno borre la angustia sustituyéndola por pasajera euforia.

Y regresa el silencio, lentamente, robandole bocanadas al día ajeno a motivos. Algo se activa, un percutor olvidado que abre la pequeña mirilla por la que captas o descartas la mentira de esa urbe que se desdibuja en la distancia. Se esfuman las incoherencias de tu rum rum de monologista ebrio, de ser sometido por un ego acuñado a fuerza de repetición. A cada condicionante enmudecido, le nacen tres sensaciones simples que entre la calidez de la tarde no tienes que buscar. Es la vida, que te asalta sin previo aviso, y los deseos giran sobre la misma rotación del planeta y percibes el afán de retomar tu elemento. Echarte a volar como esas semillas ingrávidas que hace un momento regalaste al aire. Esas que susurraste con los ojos cerrados al viento mientras agradecida dejas que tu piel la agarre la tierra, tomando el pulso que haces tuyo. Respiras, una y otra vez tachando y borrando cada palabra que te hicieron aprender. Te citas al otro lado de la realidad, te paseas por las calles incendiadas de tu inconsciente donde no hay un guion preestablecido y avanzas sin historia. A mil fotogramas por segundo te empapas de la belleza del momento, del zigzagueante compás de la brisa sobre el escenario, del aura dorada que se disemina perpendicular entre los arboles, de todo aquello que el ruido de una babel confusa y cortesana te niega.

Todo es silencio, polinizandote por dentro, jugueteando con la dirección de tu pelo, asomandose a los pequeños rincones del césped, a la minúscula verdad que se reitera en la caducidad de las flores. Retornas a un lugar que no entiende de extrañezas ni del eco de las multitudes adecuadas por esta maquinaria canibal, a un espacio habitable que se extiende en tu interior. A ratos todo se tinta del color de la abundancia de un primitivo sentir, un simple matiz , el del mero y burdo echo de vivir.

La Susodicha.

11 comentarios:

  1. Es una pena que sólo vivamos estas sensaciones a ratos, y es en cierta medida frustrante que no podamos mantenerlos eternamente. Pero puede que sea mejor así, o de otra manera, quizás, no lo apreciaríamos en su justa medida.

    Un apretón.
    (Ya van dos)

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho su mezclar flores caducidad, polinizadores.

    sensible y dulce..

    saludos

    ResponderEliminar
  3. si, para siempre, lo tengo muy claro
    sabes que nois programaron para tener esa sensación?
    es la garantía de que la especie , perdurará a traves del tiempo
    sin ese lazo que llamamos amor perderíamos la dignidad racional

    ResponderEliminar
  4. Rapanuy... pues si, yo firmaba por una dopacion continuada de esas sensaciones. Aunque creo, que es mas cosa de persistencia, de tener un grado alto de impermeabilidad en mundo excesivamente toxico, lleno de premisas, de condicionantes inculcados a cada segundo, riadas de información que nos dirigen a ser como burros corriendo tras una zanahoria atada a nuestra cabeza. Ansiados, angustiados... eternos insatisfechos. Creo,que a veces seria mejor no saber, no ver... por que aquí una es demasiado porosa. No sabes la de mierda que se acumula en los poros... XD
    Necesito un limpieza de cutis urgente.... (entiéndase como metáfora) soy amiga incondicional de las mascarillas abrasivas. XD

    Estrella... bueno, soy dulce a ratos y sensible en exceso. Y también tengo otros miles de defectos igual de encantadores y otros detestables. Gracias... me llamo la atención lo de tu nick. Voy a marujearlo.

    Javier... siempre, es una palabra con alto grado de compromiso y consciencia. Y dudo, tras lo vivido y observado que esa programación que tu comentas, no sea algo mas que un engaño de la genética. La mayor y mas hermosa mentira que debe ser sentida. Pero sigo pensando que seria mejor que dijeras “casi siempre”.
    No se, creo que el amor tiende mucho a perder la dignidad, es en si la mayor contradicción que sentimos...e indudablemente la que deseamos vivir. El tiempo, mas allá de la magnitud de una palabra con afán de certeza, como es “siempre”, creo que lo dictamina la comunión de los intelectos y la empatia hacia otros seres. (mas rollo global...)

    ResponderEliminar
  5. Quitarse los zapatos, pisar la hierba fresca, mirar las aves hacer sus nidos...
    Somos ricos cuando el castillo del silencio nos atrapa en sus torres.

    Besos mientras descifro el tiempo.

    ResponderEliminar
  6. Mientras yo tiendo al realismo apoético, o mortecinamente poético, tu embalsamas los textos de color y texturas. La complementariedad es una baza a favor de las becarias. Con o sin flashes.


    Un abrazo, querida.


    VD

    ResponderEliminar
  7. Hola Josune
    Compartiendo el facebook me ha dado la oportunidad de conocer tu espacio a través del enlace. Ha estado un agradable descubrimiento.
    Espero que tu creatividad pueda verse un día plasmada en un libro, si no lo has hecho ya. De no ser así, debes de pensártelo, pues tienes tu duende de escritora y es muy atrayente todo lo que nos escribes.
    Me dirijo a ti con mi blogspot abierto, para poderte dejar con mejores garantias este comentario, aunque mi caballo de batalla está en wordpress, después de pasarme desde el msn. Te invito a que visites mi blog, "Mil i una nits amb tu/Mil u una noches contigo" desde el link que al final te dejo. Serás bienvenida si deseas abrirlo y quedarte un rato.
    Un beso Josune. Me has hecho pasar unos buenos momentos con tus entradas.
    Jaume
    http://jaumeromanic.wordpress.com

    ResponderEliminar
  8. Ese detalle de lo efimero que hizo grande a Aquiles yo creo que es lo que hace hermosas a las flores y el pequeño instante que explotan.
    Te ha quedado tan primaveral que ya estoy estornudando, atchiss, jeje, maldita alergia.
    Y no me digas que es por el polen o el polvo, jaja.
    Besotes y feliz lunes.

    ResponderEliminar
  9. Como siempre, flipo. ¿Cómo te las apañas para meter tanto en tan poco espacio? ¡Un beso! :D

    ResponderEliminar
  10. En la recámara de la libertad siempre han de estar sueños,sentimientos y energia vital,y descargarla sobre nuestro pecho siempre que se de la oportunidad,no hay tiempo para perderlo sólo vida en el aire,eliminar lo que nos ahoga para poder respirarla es el sino de nuestra existencia... Me encantó leerlo Josune un Besote

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...