Gasificacion Otoñal


Daughtry-Home

Tierra tostada por las hojas que el viento zarandea mimosas, se dejan querer por las acometidas de la inmaterialidad y forman juguetones corrillos donde copulan entre espirales de ayer. Ocres y cálidos purpuras contrastando con la quietud pesada del atardecer engalanado con una densa bruma. Las copas desnudas y heridas exhiben su fragilidad y las miro, y me siento bien.

A mi paso la muda de los arboles se contorsiona, chisporrotea acosada por mis pies que emulan su baile incendiario. Corro, las agito...y las cito al cielo. Las estoy dando duro... Tumulto entre el ramaje y alzan el vuelo una bandada de cuervos blancos... No te jode, pues si que andamos bien.

Un nudo en las piernas y tres vueltas de campana sobre el mullido tapiz. Me rió... y me pela bastante que haga frió.

Aire que se esconde en tu chaqueta y te lame la piel... Hace un frió del carajo, y busco refugio en tus espacios, en los pliegues que me arrullan con el aroma que siempre enciende mi sed.

El Otoño me habla y no logro saber de que.

Huela a cálida descomposición, a humedad lubricando las partículas hasta desmadejarlas de su forma... Muerte y renacer. Joder, huele bien.

Me dejo querer por los leñosos susurros de esos viejos sabios que resisten a las dudas y los por qués mientras me agarras de la mano. Ejercito desorganizado es la arboleda que abraza a nuestra guarida... se zarandean lascivos en el tiempo y nos guían hasta la puerta.

La tarde se esta alejando, se puede percibir la derrota del sol en la rojez de tu nariz...

La noche se insinuá gélida pero estamos bien armados, crepitar de fuego y dos copas de vino en la mano. Canjeamos pedazos de hígado por risas y abrazos... que se joda Cronos y su péndulo afilado. Palabras copulando las intenciones y las yemas de mis dedos imaginando el tacto del tibio sudor de tu pelo empapado...

Quiero beberme hasta ultima gota de tu caldo.

Te miro..., te reto y me lanzo a las riberas de tus labios, a los abismos de tus ojos, a los cauces secretos de tu cuerpo. Fogon encendido.

Un crujido, un leve estallido... Una patada a mis sentidos me separa de tu boca.

Hostias...¿te has pedado?

El dulce aroma de tu secreto estallando en ecos sordos de tu ano...me ha hecho entender que no eras dios de mi delirio, si no carne que no se tardaría en descomponer. Era el fin de una era... seguro. Te difuminas en la habitación... te filtras por cada rincón.

Se me a quebrado el vinculo sagrado de tu cuerpo con lo onírico, con tu ser idealizado...

Tengo miedo...jajajaja. Me cago en la puta...joder.

Así que yo también me tuve que pear...

Besame coño...Besame.

Que quiero ver el roció de la mañana desperezándose bajo los primeros rayos solares o fusionándose con la lluvia de este Octubre donde algo a cambiado... Donde casi aseguraría que quiero que formes parte siempre de mi ayer. Si, quedate a mi lado.



(..jajajaja )
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...